Tarta de Yogur Griego y Leche Condensada: Receta Sin Necesidad de Horno

¡Crea una Deliciosa Tarta de Yogur sin Hornear!

Imagina el sabor suave y cremoso del yogur griego combinado con la dulzura de la leche condensada en una exquisita tarta que no requiere horno. Esta receta fácil de preparar te permitirá sorprender a tus invitados con un postre fresco y delicioso. Sigue leyendo para descubrir cómo hacer esta tentadora Tarta de Yogur Griego y Leche Condensada.

Ingredientes Necesarios

Para la Base:

  • 200 gramos de galletas tipo maría
  • 100 gramos de mantequilla derretida

Para el Relleno:

  • 500 gramos de yogur griego
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 4 cucharadas de agua tibia

Preparación Paso a Paso

Paso 1: Preparación de la Base

Para comenzar, tritura las galletas tipo maría hasta obtener una textura fina. Mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida y presiona la mezcla en el fondo de un molde desmontable, creando una base uniforme. Lleva el molde al refrigerador mientras preparas el relleno.

Paso 2: Preparación del Relleno

En un recipiente, mezcla el yogur griego con la leche condensada hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. En un bol aparte, disuelve el sobre de gelatina sin sabor en las 4 cucharadas de agua tibia y espera unos minutos. Luego, incorpora la gelatina disuelta a la mezcla de yogur y leche condensada, revolviendo bien.


Paso 3: Armado de la Tarta

Vierte la mezcla de yogur, leche condensada y gelatina sobre la base de galleta en el molde. Extiende de manera uniforme y coloca la tarta en el refrigerador durante al menos 4 horas para que se solidifique.

¡Decora y Disfruta!

Una vez que la tarta haya tomado consistencia, retírala del molde con cuidado y decórala con frutas frescas, ralladura de limón o lo que prefieras. Corta porciones generosas y acompaña con un café o té para disfrutar de este postre refrescante y delicioso.

Preguntas Frecuentes sobre la Tarta de Yogur Griego y Leche Condensada

¿Puedo utilizar otro tipo de galletas para la base?

Quizás también te interese:  Deliciosa tarta de hojaldre con fresas y crema chantilly

Sí, puedes experimentar con diferentes tipos de galletas según tus preferencias. Galletas de chocolate, vainilla o incluso galletas integrales pueden funcionar bien para la base de esta tarta.

¿Es necesario refrigerar la tarta por tanto tiempo?

El tiempo de refrigeración es clave para que la tarta adquiera la consistencia adecuada. Si la retiras antes, es posible que la textura no sea la esperada, así que es recomendable seguir el tiempo indicado en la receta.

Quizás también te interese:  Flan de queso con leche cuajada y crema

¿Puedo agregar algún topping adicional a la tarta?

Absolutamente, la creatividad es parte de la diversión en la repostería. Prueba añadir una salsa de frutos rojos, crema batida o incluso trozos de chocolate para personalizar aún más tu tarta y sorprender a tus comensales.