Receta rápida y sencilla para hacer pastel de calabacín al horno

Si eres amante de los vegetales y te encanta probar recetas nuevas y deliciosas, esta receta de pastel de calabacín al horno te cautivará. El pastel de calabacín no solo es una opción saludable, sino también sabrosa y fácil de preparar. ¡Sorprende a tus invitados con esta delicia! Sigue paso a paso nuestras instrucciones y disfruta de un manjar lleno de sabor.

Cómo preparar los ingredientes para el pastel de calabacín al horno

Lo primero que necesitas es reunir los ingredientes para esta receta. Asegúrate de tener a mano los siguientes elementos:

Ingredientes:

  • 3 calabacines grandes
  • 3 huevos
  • 1 taza de harina
  • 1/2 taza de queso rallado
  • 1/2 taza de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • Sal y pimienta al gusto

Pasos para la preparación del pastel de calabacín al horno

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, es hora de poner manos a la obra. Sigue estos sencillos pasos para lograr un pastel de calabacín perfecto:

Paso 1: Preparar los calabacines

Lava los calabacines y rállalos finamente. Puedes dejar la piel si lo prefieres, ya que le dará color al pastel. Escurre el exceso de líquido exprimiendo suavemente el calabacín rallado. Reserva en un bol.

Paso 2: Mezclar los ingredientes secos

En un recipiente aparte, mezcla la harina, el queso rallado, el polvo de hornear, la sal y la pimienta. Combina bien los ingredientes secos para lograr una mezcla homogénea.

Paso 3: Batir los huevos

En otro recipiente, bate los huevos hasta que estén bien mezclados. Agrega el aceite de oliva y continúa batiendo hasta integrar ambos ingredientes por completo.


Paso 4: Combinar todos los ingredientes

Añade los calabacines rallados a la mezcla de huevos y aceite. Incorpora poco a poco los ingredientes secos, mezclando con movimientos envolventes hasta obtener una masa homogénea.

Quizás también te interese:  Cómo preparar mermelada de moras

Paso 5: Hornear el pastel de calabacín

Vierte la mezcla en un molde previamente engrasado y enharinado. Extiende la masa de manera uniforme y hornéala a 180°C durante aproximadamente 40-45 minutos, o hasta que al introducir un palillo este salga limpio.

¡Hora de disfrutar!

Una vez que el pastel de calabacín al horno esté listo, déjalo enfriar antes de desmoldarlo. Puedes cortarlo en porciones y servirlo como entrada o plato principal acompañado de una ensalada fresca. ¡Verás cómo todos elogian tu habilidad culinaria!

Preguntas frecuentes sobre el pastel de calabacín al horno

1. ¿Puedo agregar otros ingredientes a esta receta?

Sí, puedes personalizar el pastel de calabacín al horno añadiendo ingredientes como tomates cherry, cebolla picada o hierbas frescas para darle un toque extra de sabor.

2. ¿Se puede congelar el pastel de calabacín?

Quizás también te interese:  Tiempo y temperatura para cocinar lomo a la sal

¡Claro que sí! Puedes congelar las porciones individuales en bolsas herméticas y disfrutarlas en otro momento. Solo asegúrate de descongelar a temperatura ambiente o en el microondas antes de calentar.

3. ¿Cuál es la mejor forma de conservar el pastel de calabacín?

Para mantener la frescura del pastel de calabacín, guárdalo en un recipiente hermético en el refrigerador por un máximo de 3-4 días. Recuerda calentar las porciones antes de servir para disfrutar al máximo su sabor.