Receta de torrijas tradicionales de la abuela

Las torrijas son un postre tradicional que nos recuerda a la niñez y a la cocina casera de nuestras abuelas. Aprender a preparar las torrijas de la abuela es una delicia que trasciende el simple acto de cocinar. Es una conexión con nuestras raíces, un sabor que nos transporta en el tiempo y nos regala momentos de deleite. A continuación, te guiaremos paso a paso en la elaboración de estas deliciosas torrijas tradicionales que harán las delicias de grandes y pequeños.

**

Ingredientes necesarios para las torrijas

**

Para comenzar con nuestra receta de torrijas tradicionales necesitarás los siguientes ingredientes frescos y de calidad:

**

Paso 1: Preparación de la leche infusionada**

El primer paso para hacer unas auténticas torrijas de la abuela es preparar la leche infusionada. En una cazuela, calienta la leche con una rama de canela y la piel de limón. Deja que hierva suavemente para que los sabores se mezclen. Una vez infusionada, retira la canela y la piel de limón y deja enfriar la leche.

**

Paso 2: Preparación del pan de torrijas**

El segundo paso es cortar el pan en rebanadas, preferiblemente del día anterior, para que estén un poco secas. Coloca las rebanadas en una bandeja y vierte la leche infusionada sobre ellas. Deja que el pan absorba bien la leche.

Paso 2.1: ¿Por qué es importante utilizar pan del día anterior?


El pan del día anterior es ideal para hacer torrijas ya que al estar un poco seco absorbe mejor la leche, lo que dará como resultado unas torrijas más jugosas por dentro y crujientes por fuera.

**

Paso 3: Preparación del rebozado y fritura**

Para el rebozado, bate los huevos en un bol. Pasa las rebanadas de pan por huevo batido y fríelas en abundante aceite caliente hasta que estén doradas por ambos lados. Escúrrelas en papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Paso 3.1: ¿Cómo lograr una fritura perfecta?

Para una fritura perfecta, es importante que el aceite esté caliente pero no demasiado para que las torrijas se cocinen uniformemente sin quemarse. Controla la temperatura y voltea las torrijas con cuidado para que se doren por igual.

**

Quizás también te interese:  Cómo preparar mermelada de moras

Paso 4: Preparación del almíbar y decoración**

Finalmente, prepara un almíbar con agua, azúcar y canela. Baña las torrijas en el almíbar caliente para que queden jugosas y con un toque dulce. Puedes espolvorear un poco de canela en polvo por encima antes de servirlas.

**

Disfruta de las torrijas tradicionales de la abuela

**

Una vez que hayas seguido todos los pasos, estarás listo para disfrutar de unas deliciosas torrijas tradicionales, tal y como las hacía la abuela. Este postre tan sencillo pero lleno de sabor te hará viajar en el tiempo y recordar los momentos más dulces de tu infancia. ¡No olvides compartir este manjar con tus seres queridos y revivir juntos la tradición familiar!