Receta de tarta de limón casera sin gelatina

¿Te encanta el sabor refrescante y ácido del limón? ¡Entonces esta receta de tarta de limón casera sin gelatina es para ti! En este artículo, te guiaré paso a paso en la preparación de esta deliciosa y fácil tarta que seguramente sorprenderá a tu paladar. Sigue leyendo para descubrir cómo crear esta maravillosa obra maestra de la repostería.

**

Ingredientes necesarios para la tarta de limón casera

**

Antes de comenzar a preparar tu tarta de limón, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios a mano. Aquí tienes la lista de lo que vas a necesitar:

**

Para la base de la tarta:

**

  • 200 gramos de galletas tipo María
  • 100 gramos de mantequilla derretida

**

Para el relleno de limón:

**

  • 4 limones (su jugo y ralladura)
  • 400 ml de leche condensada
  • 200 ml de crema para batir

Una vez que tengas todos estos ingredientes, ¡es hora de comenzar a preparar tu tarta de limón!

**

Pasos para preparar la tarta de limón casera sin gelatina

**

**

Paso 1: Preparación de la base de la tarta

**

Comienza triturando las galletas tipo María hasta que se conviertan en migas finas. Luego, mezcla las migas de galleta con la mantequilla derretida hasta obtener una mezcla homogénea. Presiona esta mezcla en el fondo de un molde para tarta previamente engrasado. Refrigera durante 30 minutos para que la base se endurezca.

**

Paso 2: Preparación del relleno de limón**


En un tazón grande, combina el jugo y la ralladura de los limones con la leche condensada. En otro recipiente, bate la crema para batir hasta que adquiera una consistencia firme. Luego, incorpora suavemente la crema batida a la mezcla de limón, realizando movimientos envolventes para que la mezcla quede aireada.

**

Paso 3: Montaje y refrigeración de la tarta**

Quizás también te interese:  Ternera estofada en olla rápida

Vierte la mezcla de limón sobre la base de galleta que preparaste previamente. Extiéndela de manera uniforme y luego refrigera la tarta durante al menos 4 horas, o preferiblemente durante toda la noche, para que adquiera una consistencia firme.

Una vez que la tarta haya reposado en el refrigerador, estará lista para ser disfrutada. Sírvela decorada con rodajas finas de limón o ralladura de limón para realzar su sabor y presentación.

**

Conclusión**

¡Felicidades! Ahora tienes en tus manos una exquisita tarta de limón casera sin gelatina que seguramente impresionará a tus familiares y amigos. Esta receta combina la acidez del limón con la suavidad de la crema, creando un postre irresistible para cualquier ocasión. ¿Te animas a probarla?

**

Preguntas frecuentes sobre la receta de tarta de limón casera

**

**

¿Puedo sustituir la leche condensada por leche evaporada en esta receta?**

Quizás también te interese:  Preparando deliciosos medallones de solomillo de cerdo

Sí, puedes experimentar con diferentes tipos de leche en esta receta. Sin embargo, ten en cuenta que la leche condensada le aporta dulzura y cremosidad al relleno, por lo que la leche evaporada puede alterar ligeramente la consistencia y el sabor final de la tarta.

**

¿Se puede congelar la tarta de limón casera sin gelatina?**

Aunque es mejor disfrutar esta tarta fresca, puedes congelar porciones individuales envueltas adecuadamente en film transparente. Al descongelarlas, es posible que la consistencia se vea afectada ligeramente, pero el sabor seguirá siendo delicioso.

¡Espero que esta receta te inspire a adentrarte en el mundo de la repostería y a deleitar a tus seres queridos con esta increíble tarta de limón casera sin gelatina! ¡A disfrutar! 🙂