Receta de guiso de habas al estilo de la abuela

Las habas son un ingrediente clásico en la cocina tradicional que no puede faltar en tu recetario. Hoy te traigo una deliciosa y reconfortante receta de guiso de habas al estilo de la abuela, que te transportará a esos sabores caseros que tanto nos reconfortan. Sigue leyendo para descubrir paso a paso cómo preparar este platillo lleno de sabor y tradición.

Ingredientes necesarios para el guiso de habas al estilo de la abuela

Antes de empezar a cocinar, asegúrate de tener a mano todos los ingredientes necesarios para esta receta. La clave está en la calidad de los productos utilizados, así que procura conseguir ingredientes frescos y de la mejor calidad:

  • 1 kg de habas frescas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 150 g de jamón serrano
  • 150 g de chorizo
  • 2 patatas
  • Caldo de verduras
  • Pimentón dulce
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso para preparar el guiso de habas al estilo de la abuela

Una vez que tengas todos los ingredientes listos, es hora de poner manos a la obra y cocinar este guiso de habas tan especial. Sigue estas instrucciones detalladas para lograr un resultado perfecto:

  1. Lavar y pelar las habas: Comienza pelando las habas frescas y reservándolas en un recipiente con agua fría.
  2. Preparar las verduras: Pica finamente la cebolla, los ajos, y los tomates.
  3. Cocinar el sofrito: En una cazuela grande, sofríe la cebolla y el ajo con un poco de aceite de oliva hasta que estén dorados.
  4. Agregar el resto de ingredientes: Una vez dorados, añade el tomate picado, el jamón serrano y el chorizo cortados en trozos, y deja que se cocinen por unos minutos.
  5. Incorporar las habas y las patatas: Escurre las habas y agrégalas a la cazuela junto con las patatas peladas y cortadas en trozos. Remueve bien para que se integren con el resto de ingredientes.
  6. Añadir el caldo y los condimentos: Cubre todos los ingredientes con caldo de verduras, agrega una pizca de pimentón dulce, sal y pimienta al gusto.
  7. Cocinar a fuego lento: Deja cocinar a fuego lento hasta que las habas y las patatas estén tiernas y el guiso haya espesado ligeramente.
  8. Servir y disfrutar: Una vez listo, retira la cazuela del fuego y deja reposar unos minutos antes de servir. ¡Listo para disfrutar de un guiso de habas al estilo de la abuela!

Consejos adicionales para un guiso perfecto

Para asegurarte de que tu guiso de habas al estilo de la abuela sea todo un éxito, aquí tienes algunos consejos adicionales que te ayudarán a perfeccionar esta receta:

  • Si prefieres un guiso más caldoso, puedes añadir más caldo de verduras durante la cocción.
  • Acompaña este delicioso guiso con un buen trozo de pan casero para mojar en la salsa.
  • Prueba a agregar hierbas aromáticas como tomillo o romero para darle un toque extra de sabor.
  • Deja reposar el guiso unos minutos antes de servirlo para que los sabores se asienten y se potencien.

¿Cómo conservar el guiso de habas?

Si te sobra guiso o quieres prepararlo con antelación, puedes conservarlo en un recipiente hermético en la nevera por un par de días. Solo necesitarás calentarlo antes de servirlo y estará igual de delicioso que recién hecho.

Preguntas frecuentes sobre el guiso de habas al estilo de la abuela

A continuación, respondo algunas preguntas frecuentes que pueden surgir al preparar esta receta tan tradicional y sabrosa:

¿Puedo sustituir algún ingrediente en la receta?

Quizás también te interese:  Espinacas a la catalana rellenas de pasta

Por supuesto, puedes adaptar la receta a tu gusto. Si no te gustan algunos de los ingredientes mencionados, no dudes en sustituirlos por otros que prefieras. La cocina es creatividad y experimentación.

¿Cómo puedo darle un toque picante al guiso?

Si eres amante del picante, puedes añadir una pizca de pimentón picante o unas rodajas de chile a la receta para darle un toque de calor extra. Ajusta la cantidad según tu preferencia de picante.

¿Se pueden congelar las sobras de guiso?

Quizás también te interese:  Ternera estofada en olla rápida

Sí, puedes congelar las sobras de guiso en un recipiente apto para el congelador y disfrutarlo en otra ocasión. Solo recuerda descongelarlo completamente antes de calentarlo para comerlo.